Empresas cordobesas lideran el proyecto “OLIVETRACE”

28 dic. 2018

El etiquetado de las botellas de aceite suele ser escaso e incluso impreciso en información. Esta incertidumbre con respecto al origen y a la calidad en el aceite, aumenta en las marcas blancas que se limitan a indicar el país de la Unión Europea de procedencia.   

No aparece el tipo de aceituna usada, la calidad del fruto, la finca donde se ha cosechado el producto o la almazara donde se embotelló. El objetivo del proyecto “Olivetrace” es acabar con esta falta de información. Este proyecto es impulsado por firmas cordobesas como Rurápolis, Galpagro y Oleocano, pretendiendo generar mayor confianza en el etiquetado de los productos del sector del aceite de oliva.  

La tendencia mundial del sector es aumentar la seguridad alimentaria y la información de los productos. Por este motivo se ha creado la comunidad “Olivetrace”, donde es fundamental la participación de de agricultores, almazaras, envasadores y distribuidores, por medio de una red de gestión de información no vulnerable. Un código QR en el etiquetado de la botella facilitará la información grabada en un registro informático avalado por la cadena de producción. De este modo, se garantiza la información del origen y la calidad de las partidas de las aceitunas y las operaciones del proceso para la obtención.

El inicio de este proyecto será esta misma campaña en la provincia de Córdoba, pero el objetivo es abarcar todo el sector en Andalucía y después continuar a nivel nacional, compartiendo el mismo archivo  y tecnología para acceder a la información de los productos.

Con el objetivo de garantizar la fiabilidad de la información, “Olivetrace” cuenta con un sistema “Blockchain” o cadena de bloque, que consiste en un registro informático donde se encripta la información ofrecida desde el agricultor hasta el distribuidor. Cada eslabón de esta cadena tiene que verificar la información de su nivel anterior, haciendo más compleja la falsificación de los datos. Esta tecnología ofrece grandes ventajas para la industria agroalimentaria, como puede ser la mejora de la trazabilidad y la seguridad alimentaria. 

Desde ES ANDALUCÍA, mantenemos un dialogo constante con las instituciones para promover iniciativas encaminadas a la mejora social, laboral y económica de sus asociados, además de ofrecer asesoramiento sobre novedades en los distintos sectores agroalimentarios. La Organización de entidades de la Economía social Agroalimentaria de Andalucía ES ANDALUCÍA vela por los intereses de sus asociados.

 

 

 

 

Topics
Related Posts

No hay contenido relacionado

Cargando Conversación