Economía Social Agroalimentaria y Blockchain

13 feb. 2020

ECONOMIA SOCIAL AGROALIMENTARIA Y BLOCKCHAIN

Es necesario que nuestras administraciones se adapten al rapidísimo cambio tecnológico y promuevan el necesario apoyo inversor y normativo para su desarrollo

Economía social y blockchain reflejan intereses comunes y convergen en más ética y más valores 

La cadena de bloques o blockchain es una tecnología que utiliza un registro de información único, consensuado y distribuido en varios operadores de una red. De manera que, la información se guarda en cada nodo de la red (que conforma la blockchain), almacenando una copia exacta de la información en todos los participantes de la misma, por lo que permite aportar mayor transparencia y seguridad a la información almacenada. Es decir, a medida que se crean nuevos registros de información, éstos son primeramente verificados y validados por los operadores de la red y luego añadidos a un nuevo bloque que se enlaza a la cadena.

Esto hace que el blockchain sea una tecnología que permite asegurar la rastreabilidad real de las transacciones y productos, garantizando la integridad de dicha información. Por tanto, en el ámbito agroalimentario abre un amplio abanico de posibilidades para asegurar la calidad y la seguridad. De modo que, según se avance en el empleo de esta tecnología, permitirá ahorrar tiempo y costes en la realización de transacciones, reducir el riesgo de manipulación y mejorar la confianza a través de operaciones transparentes.

Además, se puede constituir como un elemento importante en la lucha contra el fraude al identificar tanto a todos los operadores que intervienen en la cadena de valor, como la trazabilidad de todos los productos y sus mezclas, e incluso permite conocer el lugar y fecha de consumo de estos y su valoración por parte de los consumidores finales.

En este sentido, si damos un paso más allá, el desarrollo de la tecnología blockchain y sus posibilidades presenta un reto a desarrollar si lo aplicamos a las organizaciones de economía social. Es decir, esta tecnología de cadena de bloques es un instrumento útil para además de aportar confianza en el contexto de una economía digital global, tener un destacado uso en las organizaciones de la economía social, contribuyendo a democratizar la economía fomentando una economía social digital1.

Esta combinación de factores, economía social y blockchain, pueden contribuir de forma positiva a promover una convergencia ética y de valores entre la economía social y la innovación tecnológica, al emplear un modelo de desarrollo que refleja intereses compartidos. No cabe duda que, se abre un inmenso campo de oportunidades para la aplicación de esta tecnología de cadena de bloques para las organizaciones de la economía social. A modo de ejemplo práctico, podemos destacar las mejoras en las operaciones de gobernanza (consulta a los socios y operaciones de voto), debido a la seguridad y trazabilidad de esta tecnología; o bien, el aumento del nivel de seguridad, transparencia y confianza que aporta a las donaciones y recaudaciones de fondos, donde un donante que financia una organización puede seguir el flujo y el destino de los recursos que ha donado, y a su vez, esta organización podría dotarse de un dispositivo que permita rendir cuentas en detalle de cada flujo de gasto, garantizando así que los recursos son invertidos en los fines propuestos. 

Para ello, es importante que nuestras administraciones se adapten al rapidísimo cambio tecnológico que estamos viviendo, para que todos los efectos beneficiosos de esta combinación de tecnología y economía social pueda llevarse a cabo con éxito en nuestro territorio, principalmente en el ámbito rural, sin olvidarnos del necesario apoyo inversor y normativo para su desarrollo. 

La Organización de Entidades de la Economía Social Agroalimentaria de Andalucía, ES Andalucía, vela por los intereses de sus asociados, así como por el fomento de la exportación e internacionalización que aporte valor añadido al producto y a toda la cadena de valor. Desde ES Andalucía, mantenemos un diálogo constante con las instituciones para promover iniciativas encaminadas a la mejora social, laboral y económica de sus asociados, además de ofrecer asesoramiento sobre novedades en los distintos sectores agroalimentarios. 

_________________________________________ 

¿Es la tecnología blockchain compatible con la Economía Social y Solidaria? Hacia un nuevo paradigma. August Corrons Giménez y Marta Gil Ibáñez. CIRIEC-España, Revista de Economía Pública, Social y Cooperativa Nº 95/2019, pp. 191-215 ISSN: 0213-8093

Topics
No hay temáticas.
Related Posts

No hay contenido relacionado

Cargando Conversación